Carta al Presidente de la República

Señor Presidente:

Al saludarlo con la mayor consideración, hacemos propicia la oportunidad para agradecer el trabajo que Usted y su gobierno están realizando frente a la pandemia de COVID-19, que afecta a Chile y todo el mundo. Comprendemos y miramos con mucha atención los esfuerzos desplegados y la complejidad en todos los órdenes que representa el “Estado de Catástrofe”.

Good Neighbors Chile, es parte del extenso movimiento Good Neighbors International que opera en más de 40 países, movilizando cientos de miles de socios/as, voluntarios/as y personal por el bienestar de las personas y sus comunidades; y enfoca sus programas en el desarrollo comunitario y la promoción de los derechos humanos, particularmente de niñas, niños y adolescentes. La organización tiene estatus consultivo en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas; y es parte integral de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, y varios estamentos de la sociedad civil.

Como Usted, ante la pandemia del COVID-19/Coronavirus estamos muy preocupados por la salud de toda la población. Pensamos que es fundamental ampliar las medidas de detección, prevención y contención de la enfermedad, con el objetivo de proteger la salud de todas y todos, especialmente las personas más vulnerables. Al navegar por estos tiempos inciertos, Good Neighbors trabaja sin cesar tratando de proveer ayuda humanitaria global responsable y comprometida. Actualmente, en Chile, hemos organizado envíos de ayuda práctica a más de 600 familias, en la forma de cajas de alimentos, alcohol en gel y mascarillas, distribuidos en Valparaíso, Hualañé y El Carmen, donde tenemos equipos desplegados.

A nivel global, en la etapa inicial de la epidemia, se entregaron 76,000 suministros médicos de emergencia a Hubei, China, en cooperación con GN USA, GN Japón, GN Taiwán e incluso con un aliado local. En Corea, uno de los países gravemente afectados, se lanzó un proyecto de respuesta de emergencia de más de 1,8 millones de dólares para apoyar a las niñas y niños y las familias más vulnerables en las zonas afectadas en África, y América Central.

Hoy llegamos ante Usted, Señor Presidente para presentar una petición a su gobierno, enmarcadas en lo que llamamos el “Estado de Solidaridad”, para que se adopten medidas muy efectivas y que ya han sido probadas en otros países. Más de 6.200 personas firman con nosotros esta petición apoyándola y promoviéndola como acciones que el gobierno debiera considerar lo antes posible

Naturalmente, sabemos que las circunstancias en Chile son diversas, pero hemos escogido proponerle aquellas cuya viabilidad y efectividad podrían tener un efecto determinante en la contención de la pandemia y la reducción de sus efectos.

Con considerable apoyo ciudadano, queremos pedir al gobierno de Chile que considere la urgente implementación de aquellas medidas que se describen, y que no hayan sido adoptadas al momento de la recepción de la presente:

1. Detección temprana: Incrementar la cantidad de exámenes de detección de COVID-19 para identificar a la mayor cantidad de personas contagiadas para reducir la mortalidad y la propagación en el país. En Corea del Sur se entregaron rápidamente kits de diagnósticos a nivel nacional, permitiendo que hoy se realicen hasta 18 mil diagnósticos por día. Corea del Sur lidera a nivel mundial la detección de casos y prevención de contagio. A la fecha, se han realizado cerca de 340.000 exámenes y ya se encuentra en una fase de reducción de casos. Proporcionalmente, para el caso chileno se debiera aproximar a una cifra de 5000-5500 exámenes al día.

2. Análisis de muestras: Debe priorizarse ampliar la red de laboratorios especializados en el análisis de los exámenes y aumentar la velocidad de detección temprana, identificando a la mayor cantidad de personas contagiadas con el virus. Para reducir el tiempo necesario para diagnosticar y evitar el contagio de profesionales de salud, así como aquellos que esperan ser evaluados, Corea fue pionera en el Servicio Ambulatorio a vehículos. En la actualidad hay aproximadamente 50 de estos servicios en funcionamiento en todo el país, que permiten a los conductores registrarse y proporcionar muestras en menos de 10 minutos sin necesidad de salir de sus vehículos. Muchos países han usado el modelo de Corea para implementar sus propias estaciones de prueba.

3. Gratuidad de exámenes: El Estado debe proporcionar y garantizar exámenes gratuitos a la población. En Corea los exámenes en pacientes sospechosos y el tratamiento para cualquier persona confirmada son gratuitos, incluidos los extranjeros que pueden necesitar atención.

4. Seguimiento: Aumentar la capacidad para el seguimiento de las personas que dieron positivo. Con el objetivo de hacer una reconstrucción precisa de los posibles focos de contagio, esto debe ser acompañado de una legislación acorde a la protección de la privacidad. En Corea del Sur, se estableció una aplicación de celular que ha permitido al gobierno el seguimiento de las personas contagiadas con COVID-19. La aplicación, desarrollada por el Ministerio del Interior y Seguridad, permite a quienes han recibido la orden de no salir de su casa, mantenerse en contacto con los/as trabajadoras/es sociales e informar sobre su progreso.


5. Protección a personal de salud: Quienes cuidan de la salud están entre las personas más expuestas al contagio de COVID-19. Se debe incrementar la protección en todos los centros de atención y atender la escasez de equipos de protección, para reducir las posibilidades de que médicos, enfermeras/os, kinesiólogas/os, TENS y otros/as trabajadoras/es se contagien. Pedimos ampliar y desplegar rápidamente la provisión de equipamiento de seguridad y protección para los trabajadores de la salud a nivel nacional.

6. Cuarentena: Dado el crecimiento que ha tenido la pandemia en Chile, es fundamental avanzar hacia una cuarentena, ya sea progresiva (por comuna o región) o total, para disminuir los efectos del contagio. Es importante destacar que en Corea del Sur la cuarentena fue establecida sólo para las personas contagiadas, acompañadas de un riguroso plan de seguimiento y acompañamiento. No obstante, dado el contexto actual, se debe avanzar para decretar prontamente la cuarentena.

7. Inversión: Todas las medidas y acciones anteriores requieren una inyección de recursos suficiente que permita dar respuesta adecuada a la emergencia nacional de COVID-19. Los exámenes, tratamiento, análisis y seguimiento representan costos muy altos para cualquier economía nacional. Pedimos al Estado de Chile, en cooperación con actores del sector privado, procurar por todas las vías posibles el financiamiento para contener la pandemia de COVID-19, haciéndose cargo, a la vez, de las medidas de protección de las personas que hoy ven amenazadas sus fuentes de ingreso familiares.

Queremos hacerle presente la seguridad de nuestro apoyo y solidaridad con el pueblo de Chile y las acciones de su gobierno y quedamos a la espera de acciones adicionales que faciliten la lucha contra COVID-19, y que la salud, la paz y la tranquilidad puedan prevalecer.

Atentamente,

Sergio Laurenti
Director ejecutivo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *